Sólo hay una manera de asegurarse de que las fotos de la boda cumplan nuestras expectativas, y esa es teniendo en consideración lo que los fotógrafos necesitan para trabajar bien. La fotografía de boda es un trabajo duro y meticuloso, que requiere estar con los cinco sentidos en alerta para no perderse ni un segundo importante -especialmente esos que suceden entre bambalinas, cuando menos lo esperamos-, conocer bien (o todo lo bien que se pueda) a la pareja, y prestar atención a los pequeños detalles con el mismo mimo que harían los familiares, amigos y personas queridas de la pareja que se casa.

A continuación os ofrecemos cinco consejos valiosos para que todo salga perfecto:

1. La boda es vuestra

Aunque parezca obvio, muchas veces los novios se dejan influenciar demasiado por los padres y familiares, y finalmente cuando pasa el tiempo, se arrepienten de no haber hecho las cosas a su estilo. Recordad que os casáis vosotros, no tengáis miedo en romper protocolos, es vuestro día y la boda tiene que ser a vuestra forma.

2. Ten confianza con tu fotógrafo y déjate asesorar

Una vez que tomes la decisión y hayas puesto tu confianza en un profesional, escucha sus consejos y déjate asesorar. Su experiencia es muy importante a la hora de orientarte para que todo salga bien, ahora sois un mismo equipo.

3. Los preparativos

Cuanto más tranquilos mejor, lo ideal es que no se hagan en casa, aunque suene extraño, si hacéis los preparativos desde un hotel todo saldrá mejor. El día de la boda, las casas suelen estar muy revueltas, y llenas de familiares que se acercan para ver a los novi@s, con esto únicamente se consigue que estéis mas nerviosos y por lo consiguiente no salgan las fotos deseadas a causa del poco espacio y del bullicio. Nuestro consejo, si podéis, iros la noche antes a una bonita habitación de hotel, desayunar tranquilos, y que estén únicamente las personas necesarias, maquilladora, peluquera… y saldrá todo mucho mejor.

4. Los invitados “fans” de las fotos

Entendemos que ese día, vuestros amigos y familiares querrán realizar muchas fotografías. Pero ese día es para que disfrutéis y os olvidéis de ello, ese es nuestro trabajo, del cual daremos copias a todo el mundo. Muchas veces sin que sea su intención, se colocan delante nuestra con sus cámaras y hacen que no podamos captar muchos momentos especiales. Exponerlo a vuestros invitados, y dejad que el trabajo de la fotografía sea únicamente del profesional.

5. Si puedes cásate de día

Aunque no lo parezca, éste también es un consejo fotográfico. Aunque una boda de noche puede resultar espectacular, la luz es la materia prima del fotógrafo y las fotografías más bellas se realizan con luz natural. Tu boda lucirá muchísimo más. Siempre que nos lo permitáis, os indicaremos las mejores horas de luz, como el atardecer y en que mejor sitio ubicar el altar si de una boda civil se tratase, para que el resultado sea perfecto.

 

winterspring-bridal-05