Cristina es una chica comprometida que va contando las horas que faltan para su boda, pues le queda muy poquito para unirse para siempre con su amado en feliz matrimonio. Nos encargó una sesión fotográfica de preboda muy especial, con un vestido original y en un entorno idílico, esperemos que os gusten las fotografías y sobre todo a su prometido, pues son un regalo para él.