Desde Sweet Studio queremos compartir diez consejos que consideramos fundamentales para que vuestra boda sea perfecta.

vintegebride

1. Define tu boda: Es fácil si te haces la pregunta adecuada: ¿qué deseo? La respuesta sólo depende de ti. A partir de aquí puedes ir perfilando la boda con coherencia, según vuestros gustos y personalidad. Esta es… ¡Vuestra boda!

2. Estructura tu boda desde los cimientos: Hay que poner los pilares antes que nada, después se puede pensar en los detalles. Lo primordial es decidir dónde, cuál es el sitio de vuestros sueños. Elegidlo pensando además en la comodidad de los invitados.

3. Cuida el catering y el menú: En España, existe una oferta gastronómica variada y de calidad. Por esta razón, el menú de la boda es uno de los puntos principales a tener en cuenta. Trata de mantener el presupuesto inicial para el menú y asi poder respetar lo planeado para otros aspectos de la boda.

4. Un buen timing es fundamental: Gestiona bien los tiempos. Que no haya esperas y tampoco prisas. Lo ideal es un equilibrio y que el día fluya de manera natural. Al final, este factor es el que hace que una boda sea inolvidable.

5. Crea la atmósfera con las luces: El ambiente reside en la iluminación y puede ser de muchos tipos: decorativa, en el caso de fachadas o jardines; focal, a la hora de crear puntos de atención; matizada en las mesas; creativa en la zona de fiesta, etc. Todo ello en armonía define el ambiente de la boda así como el resto de la decoración (floral, mobiliario, vajilla…).

6. Mantén una mirada atemporal: La moda es efímera. ¿Cómo se verán las balas de heno como asiento dentro de diez años? No te obsesiones con las modas y sé fiel a ti misma. Opta por una decoración en armonía con tu estilo. Los detalles son la guinda del pastel siempre que estén elegidos con cuidado y coherencia, y sean de calidad.

7. Di sí a la música en directo: En la ceremonia, durante el cóctel, la cena, para el baile… La música en directo crea atmósfera, nos envuelve y nos prepara a nivel físico para compartir emociones. Esta puede ser una de esas decisiones que sorprenda positivamente a vuestros invitados.

8. Apuesta por la naturalidad: Adiós a la rigidez de otras épocas. Hoy el acierto reside en un protocolo relajado, manteniendo este espíritu durante toda la boda, disfrutaréis al máximo todos, tanto vosotros como los invitados.

9. Di sí a las clases de baile: ¿Bailar no es vuestro punto fuerte? Con unas cuantas clases, además de liberar tensiones, aprenderéis los pasos necesarios para abrir el baile, restando motivos de estrés para el gran día.

10. Contrata una Wedding Planner: Garantiza un buen diseño en armonía con vuestra personalidad, una planificación adecuada y profesional, y la tranquilidad el día de la boda. Cerciórate de que eliges bien. Además contar con una Wedding Planner no significa que no podáis implicaros en la organización, sino que podéis participar hasta donde queráis.